Estancia de Rafael – Museos Vaticanos

Julio II della Rovere
Cuando el papa Julio II, más conocido como “el Papa Guerrero” llega al poder en el 1503, con el cónclave más breve de la historia, solo unas pocas horas, decide de vivir en las habitaciones que se encontraban encima de las de su antecesor, Alejandro VI Borgia, su gran enemigo desde cuando ambos eran cardenales.
Aconsejado por Bramante, el primer arquitecto de la segunda Basílica de San Pedro, llama a Rafael Sanzio de Urbino.
Es así, como comienza a decorar las cuatro habitaciones que conocemos como las Estancias de Rafael.  La primera en ser decorada fue la Estancia de la Signatura en el 1508.  Era la biblioteca del Papa.  En ella se encuentra uno de los frescos más famosos, la Escuela de Atenas.  En esta Estancia, Rafael quería representar la Verdad, el Bien y la Belleza.  El nombre Segnatura es porque originalmente se encontraba el tribunal de la Signatura della Grazia, donde se firmaban los documentos más importantes.
Escuela de Atenas
La segunda Estancia en ser decorada fue la de Heliodoro en el 1512, destinadas a las audiencias privadas del Papa, especialmente para recibir a los Embajadores y por eso con un mensaje claro y directo.  La protección de Dios sobre el territorio, la fe y el patrimonio de San Pedro.

En la Misa de Bolsena, se puede ver a las Guardias Suizas, instituidas por el papa Julio II.

La tercera es la Sala del Incendio de Borgo, los frescos ilustran las aspiraciones políticas de León X a través de historias de papas que tuvieron su mismo nombre, en concreto, de León III y León IV.   Las figuras de los papas del pasado se representaron con el mismo aspecto que León X.

Incendio di Borgo
La última es la Sala de Constantino, esta es la última sala que se pintó. Es la habitación de mayor tamaño, y se dedicaba a recepciones y ceremonias oficiales. Sus frescos fueron realizados por alumnos de Rafael.  Giulio Romano, Gianfrancesco Penni y Raffaellino del Colle, según diseño previo del maestro.  En esta sala se encuentran escenas de la vida del Emperador Constantino, emperador que dió la libertad de culto a los cristianos.

Sala de Constantino