25 sabores para salvar – 2 da parte

Otros tantos productos para salvar.

1.  Ventricina Contadina del Vastese

Es un salame de los alrededores de Vasto (Chieti), hecho con carne de cerdo, pimientos dulces y picantes, semillas de hinojo y pimienta.  Tiene que madurar 90 días.  Su nombre deriva del vientre, como antiguamente se hacian los salames con la tripa del cerdo.
Se come con pan y tomates frescos.  Y se usa para darle sabor a la salsa de tomate para condimentar las “sagne” una pasta típica abrucese.

2.  Pane Negro de Castelvetrano
Pan oscuro, espolvoreado con semillas de sésamo, del sabor dulce y del ligero aroma de tostadura.  Además de la harina de grano duro, es amasado con una antigua y rara variedad de grano  local llamada “tumminia”.  Los otros ingredientes son agua, sal y levadura madre.  Cocido en el horno de piedra con leña de olivar.
Como se come, “cunzato” que significa cortado a mitad cuando todavía está caliente y condimentado con sardinas saladas, tomate fresco, queso fresco, aceite de oliva, sal y orégano.
Se compra, en solo diez panaderías entre Castelvetrano y Campobello di Mazara, en provincia de Trapani.

3.  Casozolu del Montiferru

 Queso sardo, su nombre viene de la zona donde se produce.  Montiferru es también un macizo de origen volcánica.  Muy parecido al caciocavallo (otro tipo de queso muy típico) está hecho con leche sin pasteurizar de dos razas de vacas sardas.  Su elaboración es larga y difícil toda hecha a mano.  Se puede comer fresco o luego de una maduración.  La realización de este producto es por tradición hecha por las mujeres.
Come se come, si está fresco, con pan o en cuadraditos en ensalada o derretido a la brasa.  Si está madurado, se puede servir como postre con miel al romero selvático.
4.  Vastedda
Queso hecho con leche sin pasteurizar de ovejas que pastorean en los campos del Valle del Belice, entre Trápani y Agrigento en Sicilia.  Si come fresquísimo, entre 3 y 5 días.
Se come, con aceite de oliva y tomate o rúgola.
5.  Toma di Gressoney
Producta con leche cruda de vacas de los Alpes de alta montaña, la toma de Gressoney (Aosta) cambia sabor de acuerdo a la nutición de las vacas.  
Como se come, con polenta o con pane hecho en el horno a legna.
Esta desapareciendo, porque la zona es de difícil acceso.  En primavera, para llevar víveres entre otras cosas hay que utilizar el helicóptero.
6.  Cicerchia
Prima hermana de los garbanzos y las lentejas.  La cicerchia es una pequeña menestra, un tiempo muy utilizado en el centro-Sur.  Muy pocos lo producen en la zona de Serra de’ Conti en la zona de Ancona.

7.  Fagiolo zolfino
Un tipo de frejo color amarillo pálido como el azufre, de allí su nombre.  La cáscara e tan fina que se disuelve en la boca.  Gusto delicado.  Es un frejol toscano que nace en las colinas entre el río Arno y la cadena montañosa de Pratomagno. 
Esta desapareciendo, porque la planta es muy delicada y sufre mucho los cambios de temperatura.
Como se come, se hierven por 4 horas a fuego lento y se condimentan solo con aceite de oliva.  Se comen acompañados por pan toscano (o sea sin sal) tostado.
8.  Pistacchi di Bronte
A diferencia de aquellos comunes amarillos y salados, los pistachos de Bronte (sobre el Etna, provincia de Catania) son verde esmeralda y sabrosos naturalmente.  Llevados a Sicilia por los árabes, es una variedad única en el mundo.  Por el terreno lávico y rico de sales minerales.  Su cosecha es en setiembre.
¡Buen provecho con un buen plato de pasta casareccia (hecha en casa) y un pesto de pistachos y ricotta!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>